La «Roboterapia» abre nuevas posibilidades de interactuar con los pacientes.

El robot Paro/Nuka visitó la Unidad de Innovación


Desde hace unos años, se viene utilizando la «Animalterapia» como un elemento favorecedor del estado emocional y de la actividad cognitiva de personas mayores, de niños hospitalizados, de personas con alguna discapacidad psíquica. Ahora, con la introducción de robots como Paro (Personal Assistant RObot)/Nuka, se pretende obtener los mismos resultados pero sin los inconvenientes que se pueden generar al introducir un animal en el medio sanitario, nos comentó el profesor Takanori Shivata, inventor de Nuka, en la visita que realizó a la Unidad de innovación del Hospital Clínico San Carlos el pasado 14 de mayo.

El profesor Shivata en su presentación nos habló de lo efectos terapéuticos que el uso de Nuka ha aportado al cuidado de los pacientes en los lugares en los que está implantado, en estos momentos, hay unidades en más de 30 paises. Entre los efectos que se consiguen con la interacción con el robot encontramos: efectos psicológicos como la relajación y motivación; efectos fisiológicos como la mejora de los signos vitales; y efectos sociales como la activación de la comunicación entre pacientes y cuidadores.

El robot, tiene un peso de 2,5 Kg para que se asocie a la emoción de tener en brazos a un niño, sigue con la mirada a quien le habla por medio del sistema de inteligencia artificial que lleva incorporado y detecta el tacto de quien le acaricia gracias a los sensores en sus bigotes y barriga.

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.