info@shealth.eu
+34 913303735
7a59c508a962bdfddb7a6e292b97bbdd.jpg
Julio Mayol  

Julio Mayol


Notice: Undefined property: JObject::$description in /home/shealth/public_html/unidaddeinnovacion/templates/bt_education/html/com_k2/default/user.php on line 62

Healthcare innovations and Point-of-care Technologies

As a member of the organizing committee, I proudly announce the next IEEE EMBS Special Topic Conference: Healthcare innovation & Point-of.care TechnologiesThis event is co-sponsored by the IEEE and the National Science Foundation of the United States. 

Participants will also have the opportunity of taking part in a Design-a-thon organized by IDEO's Health Team

Some of the information that you can find on the webpage is presented here:

"The special topic conference will focus on healthcare innovations and point-of-care technologies and their clinical translation to address challenges in global quality healthcare. The proposed conference will provide an international forum with clinicians, healthcare providers, industry experts, innovators, researchers and students to define clinical needs and technology solutions towards commercialization and translation to clinical applications across different environments and infrastructures. Panel discussions and open forum sessions along with research presentations will focus on the development, clinical translational, commercialization, implementation and user-compliance of innovative healthcare and point-of-care technologies in clinical (hospital, emergency, acute, chronic and primary care), non-traditional (consumer) and under-resourced settings.

The conference will provide a forum for all stakeholders in healthcare to elucidate the barriers and challenges in the broad delivery of quality, accurate, and affordable health care. Features include discussions on the role of point-of-care diagnostic systems in quality global healthcare from the perspectives of all stakeholders, especially in underserved and under-resourced populations; and barriers and challenges to adoption and mechanisms by which innovative technologies can be collectively addressed and overcome by collaboration across all stakeholders for quality global healthcare. Through panel discussions and breakout sessions, the conference will also provide opportunities for stakeholders to explore collaborations and synergies to accelerate healthcare system development, validation, deployment and adoption in a manner consistent with the needs of the stakeholder groups, and to achieve the overall goal of improving healthcare at affordable cost.

Conference themes would include a topical coverage of (but not limited to):

  • Healthcare Innovations: Devices, Systems and Services with applications to monitoring, diagnosis, therapeutic, surgical, emergency care and interventional protocols.
  • Point-Of-Care (POC) Technologies Clinical Translational of Healthcare Innovations and POC technologies
  • Lab-on-a-chip
  • Compliance and Acceptance of POC Technologies
  • Evidence-based Medicine
  • Personalized, Preventive and Precision Medicine
  • mHealth Innovations
  • Wireless Communications and device data control and fusion
  • Critical Care
  • Medical and Healthcare Data Communication, Security, Privacy
  • Infrastructure Independent Care
  • Integration of innovations and point of care diagnostic devices into systems of healthcare
  • Regulatory challenges (US and International)
  • Global Healthcare Challenges

Who Should Attend: All researchers, clinicians and students engaged in scientific and clinical research related to healthcare applications are invited to attend. All stakeholders in healthcare innovations, delivery, maintenance, services and management are specifically encouraged to participate in the conference. Industries and businesses dealing with healthcare products, devices, pharma and payers, along with life-sciences related sponsoring agencies and foundations are welcome to participate in the collaborative synergy addressing future of healthcare innovations and point-of-care technologies in medicine.

We are pleased to invite 4-pages manuscripts in IEEE double column format for consideration of presentation in any of the above healthcare and POC technologies related areas. All manuscripts will be peer reviewed through the conference editorial board. The accepted papers will be scheduled for oral (platform) or poster presentations. Accepted and presented papers will be published in the conference proceedings and submitted to IEEE Xplore as well as other Abstracting and Indexing (A&I) databases. Clinical investigations and late-breaking innovation based manuscripts may be submitted in one-page extended summary format that will be included, if accepted for presentation, in the online program book but only 4-page accepted papers will be published in conference proceedings in IEEE Xplore.

Expanded manuscripts with additional significant results and contributions along with emphasis on translational engineering will be considered for publication in the special issue of open-access IEEE Journal of Translational Engineering in Health and Medicine focused on HI_POCT conference themes in January 2015.

Conference Chairs:

Atam P Dhawan, PhD, Conference Chair
Clifford Dacso, MD, MPH, Conference Co-Chair

Program Chairs:

Colin Brenan, PhD, Program Chair
Martha Gray, PhD, Program Co-Chair
Thomas Matula, PhD, Program Co-Chair

International Program Chairs

Misha Pavel, PhD, Chair
Julio Mayol, MD (Hospital Clinico San Carlos, Madrid, Director of the Innovation Unit, and Chief GI Surgery), Co-Chair"

 

 

 

Tecnología y Naturaleza Humana

Es muy descriptivo. ““Technology changes all the time, human nature hardly ever.”

Esta frase figura en el libro “The Net Delusion” (El engaño de la red) escrito por Evgeny Morozov.

Y está en nuestra naturaleza pensar que nuestras creaciones son “buenas” o “malas”, que con ellas podremos conseguir una solución definitiva a todos nuestros problemas. Soluciones de calidad total para la política, la sanidad, el hambre, el placer, el amor, la muerte…

WRONGGGGGG!

No existe ningún camino que termine en la satisfacción total, absoluta y perfecta de todos nuestros deseos y necesidades.

Si buscan eso, vuélvanse hacia la Fe. Sólo el Cielo nos promote la satisfacción infinita en tiempo y forma. Pero para ello, primero tienen que morirse.

eSalud

La sanidad y la salud son una prioridad para todas las sociedades y especialmente las desarrolladas. Como ejemplo, si se hace una búsqueda de la palabra “health” en Google, se obtienen más de 3 mil millones de entradas.

La gran cantidad de procesos, datos e información que se genera y consume en la asistencia sanitaria convierte en obvia la aplicación de ordenadores y de internet al ejercicio de la Medicina. Y de ahí surge el concepto de eSalud, que tiene una corta vida, y que define la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación a la asistencia, docencia e investigación en las ciencias de la salud. En la actualidad todo es salud electrónica o eSalud, porque la computación se ha aplicado a:

  1. Historia clínica electrónica (HCE)
  2. Telemedicina
  3. Gestión del Conocimiento
  4. Web 2.0,
  5. salud móvil o m-Health
  6. Automatización/robotización e inteligencia artificial

 

1. Historia Clínica Electrónica

 La HCE es la documentación de los procesos asistenciales del ciudadano construida mediante el registro digitalizado de todos los datos sociales y clínicos de un paciente, incorporados directa o indirectamente y actualizados de manera continua. Lo cierto es que en gran medida, los sistemas de historia clínica electrónica en la actualidad son más sistemas de gestión documental que verdaderos sistemas de información. A pesar de ello, es el núcleo de la atención sanitaria y resulta clave para la gestión de los procesos asistenciales del ciudadano, en lo que además se incluye la docencia, la investigación y la gestión económica de la sanidad.

 Existen numerosas soluciones de software comercialmente disponibles (SAP, Selene, etc). En otros casos, como ha ocurrido con el Servicio de Reumatología (MediLog) o el Servicio de Urgencias (SISU) del Hospital Clínico, se han creado soluciones departamentales adaptadas a las necesidades específicas.

 Se han mencionado numerosas ventajas en lo referido a la utilización de la HCE, pero no todas han conseguido ser demostradas en estudios clínicos. Ello se debe a que existen múltiples barreras de implantación y a que su diseño frecuentemente no responde a las necesidades reales de los profesionales y los pacientes que las utilizan. De esta manera, proliferan herramientas que sólo pueden ser usadas localmente y que no pueden comunicarse para compartir la información de pacientes.

 Las autoridades sanitarias europeas, nacionales y autonómicas trabajan en la definición de una historia clínica electrónica interoperable, es decir, que permita el acceso a la información del paciente independientemente del lugar y la plataforma utilizada. Para ello ha sido necesario desarrollar estándares específicos, como el HL7 (Health Level 7) que “proporciona estándares de interoperabilidad que mejoran la atención en salud, optimizan el flujo de trabajo, reducen la ambigüedad y mejoran la transferencia de conocimientos entre todos los interesados, incluidos los prestadores de servicios de salud, organismos gubernamentales, la comunidad de proveedores, compañeros SDO y los pacientes”

 Por otra parte, el acceso de los médicos a sistemas de HCE no es homogéneo ni a nivel nacional ni internacionalmente. Un estudio de 2010 en el Canadian Medical Association Journal mostraba como los médicos en Canadá y Estados Unidos usaban con menos frecuencia un sistema de información clínica que sus colegas en el Reino Unido, Alemania u Holanda. A este respecto, los médicos españoles estamos muy por encima de la media europea, tanto en Atención Primaria como en los hospitales.

 

2. Telemedicina

 Otra de las aplicaciones de los ordenadores e internet a la atención sanitaria con gran potencial es la telemedicina, es decir, la prestación de servicios médicos a distancia. En realidad, ha estado llevándose a cabo desde la invención del teléfono.  La diferencia es que ahora los sistemas de videoconferencia por cable primero y a través de internet actualmente, permiten comunicarse en tiempo real, con imagen y audio. Además, facilitan el intercambio de documentos y las presentaciones científicas en tiempo real, a la vez que registran todo el acto médico, lo que es importante desde el punto de vista médico-legal.

El Hospital Clínico San Carlos fue uno de los primeros en la utilización de esta herramientas en el ámbito asistencial, al poner en marcha la teleconsulta de Cirugía Ortopédica entre el Hospital de la Fuenfría, donde son derivados pacientes de postoperatorios prolongados. En tele-radiología es conocida la creciente externalización de la lectura y emisión de informes radiológicos en numerosos centros asistenciales, especialmente en Estados Unidos, donde las pruebas de urgencia en turno de noche son leídas en tiempo real por radiólogos acreditados en la India.

 Las aplicaciones de la telemedicina en el campo asistencial no se reducen a la consultas programadas, sino que es posible su uso en el ámbito de la medicina de urgencias, como bien ha propuesto el grupo del Dr. Armengol, Coordinador de Telemedicina y miembro del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico

 

3. Gestión del Conocimiento

 La Medicina, como todas las ciencias, genera y precisa de una gran cantidad de información y conocimiento. Se estima que, actualmente, la información científica se duplica cada 5 años. La docencia, la formación continuada y el entrenamiento profesional precisan de la gestión del conocimiento.

 En esta área, las nuevas herramientas y plataformas de comunicación por internet han dado lugar a una verdadera explosión de la difusión e intercambio de información a través de la red.  Además de la gran utilidad de los buscadores en internet para identificar información relevante o las grandes bases de datos bibliográficas como PubMed, de la National Library of Medicine, existen otras posibilidades aún más potentes.

 Y en ello la Real Academia Nacional de Medicina encabeza acciones innovadoras a través de sus repositorios de vídeo, bancos de imágenes o su canal de televisión por internet.

 De manera sencilla, accesible y ubicua se puede distribuir y compartir cualquier tipo de contenido,  desde la simple transmisión de conferencias por streaming, hasta los conocidos MOOCs o Massive Open Online Courses. Por ejemplo, la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachussetts están liderando la iniciativa denominada edX. Se trata de cursos de alta especialización en los que los alumnos pueden inscribirse desde cualquier lugar y asistir a sus clases de manera síncrona o asíncrona, con evaluación por parte de los profesores y posterior emisión de certificados de formación.

 

4. Salud 2.0

 La primera generación de internet, la Web 1.0, se basaba en la comunicación unidireccional. Los productores de contenidos “colgaban” la información en sus páginas y la hacían accesible, pero no se producía un intercambio entre emisor y receptor.

 En el año 2005 Tim O´Reilly, un publicista irlándes, acuñó el término Web 2.0 para designar la nueva forma de relación entre los usuarios de internet a través de herramientas interactivas: blogs y redes sociales. Básicamente, las relaciones jerárquicas basadas en la autoridad son transformadas en relaciones horizontales organizadas en “conversaciones” a partir de intereses comunes.

El éxito definitivo de este nuevo orden de relaciones se produce con Facebook, una red social creada por un estudiante de informática de la Universidad de Harvard en 2004. Se trata de una plataforma en la que los usuarios se relacionan con otros de su entorno intercambiando información, fotografías, vídeos, y clasificando lo que comparten con sus “amigos” con un “me gusta”. Estas nuevas herramientas impulsan aún más el intercambio de información entre profesionales sanitarios y pacientes, o entre los propios pacientes. Surgen comunidades de pacientes o de práctica, con ejemplos como Patientslikeme.com en el Reino Unido. También sirven para aproximar profesionales que de manera desinteresada comparten su conocimiento en la forma de debate asíncrono, tal como ocurre en el sitio MED&LEARN, creado por un estudiante de Medicina de la Universidad Complutense en 2010 y que se ha convertido en una sesión clínica continua, a la que s,primera generación de internet, la Web 1.0,  recuencia se producen suplantaciones de personalidad, que pueden crear inseguridadólo se accede por solicitud.

Cierto es que todo esto no está exento de riesgos para los usuarios. Con cierta frecuencia se producen suplantaciones de personalidad, que pueden crear inseguridad entre los profesionales. Para los pacientes, los dos grandes retos son la brecha digital y la ley de los cuidados inversos.  En el primer caso, no todos los ciudadanos tienen acceso a la tecnología necesaria por falta de conocimientos, recursos económicos o una combinación de ambas. Por tanto, un incremento de los servicios de salud en internet, a través de la denominada Salud 2.0, podría dar como resultado una mayor inequidad de acceso, al cumplirse la Ley de los Cuidados Inversos formulada por Julian Tudor Hart en 1971: “el acceso a la atención médica o social de calidad varía en proporción inversa a su necesidad en la población asistida”

 

5. mHealth

Una evolución posterior de la eSalud es la mSalud, otro neologismo que define la práctica de la Medicina mediante dispositivos móviles, tales como teléfonos móviles (smartphones) o tabletas. Para ello se utilizan aplicaciones o “apps” que son una herramienta de software pensada para desarrollar una función específica en una plataforma concreta: móvil, tablet, tv, pc, …

Rápidamente, se han ido popularizando “apps” que dan respuesta a necesidades de los usuarios (profesionales o pacientes) y que están pensadas y adaptadas para cada dispositivo, de forma que aprovechan cada una de sus características y cualidades. Las “apps” más básicas sirven para informar o compartir conocimientos adaptados al usuario. Pero también pueden convertirse en soluciones diagnósticas o de monitorización mediante el aprovechamiento de las capacidades de los terminales (cámara, micrófono, auricular, potenciómetro, “geolocalización”) o de la multitud de sensores portátiles que se han ido popularizando.

A partir del desarrollo de la tecnología móvil han llegado ya en el mercado plataformas para la monitorización de enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o la insuficiencia cardiaca. Por sus beneficios potenciales en eficiencia, han sido propuestas como solución para poder abordar el problema del explosivo crecimiento de los pacientes crónicos en los países occidentales.

 

6. Automatización y robotización/Inteligencia Artificial

Finalmente, en un futuro no tan lejano, el incesante incremento de la información sanitaria por un lado y la creciente capacidad de cálculo y análisis de los ordenadores por otro, van a hacer imprescindible la creación y utilización de algoritmos de análisis de información y la explotación de grandes bases de datos para definir patrones de comportamiento, con el fin de ayudar al diagnóstico y elegir entre las múltiples opciones terapéuticas.

 Un primer ejemplo de la colaboración en internet y la definición de algoritmos diagnósticos en imagen médica es el proyecto Computer Assisted Diagnosis – Pulmonary Embolism del Equipo PE del consorcio que codirijo entre la Comunidad de Madrid y el Instituto de Tecnología de Massachusetts. De una manera colaborativa, se pretende encontrar nuevos algoritmos que permitan al radiólogo aumentar su rendimiento diagnóstico en TCs de pacientes con sospecha de embolismo pulmonar. Otro ejemplo es el de Crowdsourcing, de Miguel Luengo-Oroz, ganador del concurso Idea2 Madrid que organiza el Consorcio MVision. Este ingeniero ha convertido el diagnóstico de malaria en un juego de internet. Mediante la denominada “gamification” del estudio de una extensión de sangre periférica, se puede dar cobertura diagnóstica a países que carecen de especialistas.Aún más, estamos desarrollando un proyecto con el Prof. Esteban Moro, profesor de Matemática Aplicada en la Universidad Carlos III para usar los datos que se vuelcan diariamente en redes sociales con fines sanitarios, por ejemplo, monitorizar la evolución de epidemias.

Y para finalizar, IBM ha presentado su supercomputador Watson. Un ordenador capaz de entender el lenguaje natural y de responder a preguntas usando la información acumulada en 15 terabytes de memoria. Después de haber sido entrenado en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York, parece que está disponible para ayudar en el diagnostico de pacientes con cáncer. 

Apps, Apps y más Apps

La introducción del artículo que publiqué en I + S, la revista de la Sociedad Española de Informática Médica: Apps sanitarias: Conocimiento y Servicios en el Móvil.

"Martin Cooper, ejecutivo de Motorola, fue la primera persona en realizar una llamada con un teléfono móvil el 3 de Abril de 1973. En 1983, IBM y BellSouth lanzaron el primer smartphone (teléfono inteligente) bajo la marca “Simon”, con pantalla táctil que permitía usar correo electrónico y enviar fax. Sin embargo, el gran salto al consumo masivo ocurre en 2007, con el lanzamiento del iPhone de Apple. Desde entonces, los smartphones, junto a las tabletas, se han convertido en algo más que una extensión de la telefonía móvil; han sido la tecnología que más profunda y rápidamente ha cambiado la cultura global en los comienzos del siglo XXI.

No cabe duda de que el smartphone puede convertirse en el centro de  prestación ubicua de servicios de salud del futuro (salud móvil, m-Health). Y Klasnia y cols han propuesto cuatro motivos que favorecen ese posicionamiento del dispositivo inteligente en el mercado sanitario:

  1. La amplia aceptación social de los dispositivos
  2. Ser terminales de ordenador ultraportátiles que acompañan siempre al ciudadano
  3. El apego de los usuarios al terminal
  4. La capacidad de los terminales de “sensorizar” y utilizar la información personal que almacenan.

El objetivo último de la explotación sanitaria de los dispositivos móviles sería utilizar su tecnología para crear un modelo que coloque al paciente, definitivamente, en el centro de un sistema integrado de salud. el cual debería ofrecer una verdadera continuidad de la asistencia. La visión es que la m-Health se desarrolle para proporcionar una mejor atención sanitaria, con menor variabilidad de la práctica y más coordinada, a la vez que se incrementa la eficiencia, la accesibilidad y la conveniencia de la prestación. Todo ello serviría para pasar de la medicina aguda a la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, la integración socio-sanitaria y los autocuidados.

Ante el reto de la m-Health, la FDA y la CE han propuesto marcos regulatorios y de aplicación para las soluciones disponibles y futuras. Sin embargo, estos organismos no han podido evitar la disrupción de sus modelos y del mercado por parte de creadores, desarrolladores y usuarios de los smartphones. Frente a las soluciones móviles comercializadas por grandes compañías de tecnología biomédica, han proliferado soluciones desarrolladas de manera autónoma por profesionales sanitarios o por pequeñas start-ups, y comercializadas a través de las plataformas iTunes o Google Play directamente al usuario en forma de apps de salud.